Los profesionales de la salud recomiendan el consumo diario de lácteos dentro de una dieta variada y equilibrada. El yogur se obtiene de la fermentación de la leche con dos bacterias (Lactobacillus bulgaricus y el Streptococcus thermophillus).

Los fermentos vivos que contiene el yogur (100 millones por gramo) lo convierten en un alimento con numerosos beneficios, entre otros, una mejor digestibilidad de la lactosa.

De alta densidad nutricional, ofrece gran cantidad de nutrientes en pocas calorías: aporta calcio de fácil asimilación, es fuente de proteínas de alto valor biológico y además una pequeña pero constante cantidad de fósforo, magnesio, potasio, zinc, yodo y vitaminas A, D, B2 y B12. En total aporta un 4% de los minerales y vitaminas necesarios para un buen funcionamiento del organismo.

Ver más

Dado su valor nutricional, se recomienda una ingesta diaria de lácteos equivalente a 2 a 4 raciones diarias en función de la edad y del estado fisiológico.

En niños y adultos en general es recomendable la ingesta de 2 a 3 raciones de productos lácteos. Los mayores de 60 años deben tomar diariamente de 2 a 4 raciones. Durante la adolescencia, la gestación y para las madres en período de lactancia se recomiendan de 3 a 4 raciones.

*Una ración de yogur supone 125 g, mientras que de leche es el equivalente a una cantidad de 200-250 ml (una taza). La ración de queso maduro son 40-50 g y la de queso fresco 125 g.

Ver más

Para el lactante se recomienda la ingesta exclusiva de leche materna durante los seis primeros meses de vida o, cuando esto no es posible, la alimentación con fórmulas lácteas adaptadas a base de leche de vaca. Posteriormente, en niños de corta edad y en la edad escolar es recomendable la ingesta de 2 a 3 raciones de productos lácteos. Para determinar cuándo iniciar a los bebés en los productos lácteos, consulta al pediatra.

*Una ración de yogur supone 125 g, mientras que de leche es el equivalente a una cantidad de 200-250 ml (una taza). La ración de queso maduro son 40-50 g y la de queso fresco 125 g.

Ver más

El yogur puede ser una parte importante en la dieta de las personas con intolerancia a la lactosa, ya que les ayudará a cubrir las ingestas recomendadas de nutrientes sin renunciar al consumo de lácteos.

La fermentación de la leche aumenta la tolerancia a la lactosa, debido a la transformación de la lactosa en ácido láctico. Además de presentar unos niveles mínimos de lactosa, los microorganismos presentes en el yogur sintetizan lactasa y compensan la carencia de las personas intolerantes.

La mayoría de los adultos y adolescentes con problemas para digerir la lactosa pueden llegar a tolerar hasta 12 gramos de lactosa al día, mejor si se hace de forma repartida. 100 gramos de yogur aportan aproximadamente 4 gramos de lactosa, lo que estaría dentro del consumo diario y además ayudaría de esta forma a repartir la ingesta a lo largo del día.

Aquellas personas con intolerancia estricta a la lactosa pueden encontrar entre nuestros productos yogures sin lactosa totalmente aptos para su consumo.

Ver más

Estudios recientes* demuestran que la grasa láctea, a pesar de que ha sido considerada no beneficiosa por su alto contenido de ácidos grasos saturados, no sólo no es perjudicial para la salud cardiovascular y otras enfermedades crónicas como el síndrome metabólico y la diabetes tipo 2, sino que podría tener un efecto protector.

El consumo de lácteos se asocia a menos sobrepeso, menos grasa corporal y menor riesgo de obesidad y cambios de peso corporal.

Ver más

Los yogures no contienen gluten, por lo que son productos totalmente aptos para celíacos. Al igual que la leche y todos sus derivados (nata, queso…)

El yogur es un producto que requiere ser conservado en la nevera hasta su consumo para no perder los beneficiosos fermentos vivos que contiene.

Ahora también puedes comprar los productos Clesa sin moverte de casa solo clicando en este enlace https://eshopclesa.net/. Aquí encontrarás todos los productos y te los llevarán directamente a tu casa.

Trabajamos conjuntamente a través de la Agrupación de Cooperativas Lácteas (ACOLACT). Somos en total 12.000 familias que nos esforzamos cada día para ofrecerte los mejores yogures y postres lácteos para ti y tu familia, con las máximas garantías de calidad desde el origen.

En la fábrica de Caldas de Reis elaboramos nuestros productos con leche 100% gallega procedente de los mejores campos y ganaderías de nuestros cooperativistas.

  • Los lácteos son la principal fuente de calcio en nuestra alimentación. Este mineral es indispensable para la salud de nuestros huesos y organismo, si existe un déficit, el organismo extraerá el calcio de los huesos, debilitándolos y aumentando la posibilidad de tener enfermedades:
    • Protege de la osteoporosis y, cuando ya se ha producido, es útil en su tratamiento. La osteoporosis es una enfermedad producida por una masa ósea baja y un deterioro del tejido óseo.
    • Conserva los dientes, forma el esmalte y previene de caries.
    • Disminuye el riesgo de padecer obesidad, dislipidemia y diabetes mellitus de tipo 2.
  • Además, se ha comprobado que los nutrientes que contienen los productos lácteos tienen propiedades cardiovasculares beneficiosas sobre la salud:
    • Disminución de la presión arterial
    • Regulación de los niveles de colesterol: El ácido linoleico, presente en los productos lácteos contribuye a mantener los niveles normales de colesterol en sangre.
    • Prevención del síndrome metabólico: los productos lácteos aumentan la fracción de colesterol HDL o colesterol bueno. Una baja concentración de colesterol HDL, junto con otras enfermedades, se relacionan con la presencia de síndrome metabólico.
Ver más

El yogur es un gran aliado para ayudarnos a mantener la línea:

  • Tiene un alto contenido en proteínas que ayuda a calmar el apetito.
  • Es un buen alimento para comer entre horas.
  • Es una alternativa saludable a cualquier postre más calórico.

Además, es un alimento que ayuda al tránsito digestivo:

  • Favorece el buen funcionamiento intestinal.
  • Sus fermentos se complementan a la perfección con la propia flora intestinal.
  • Son de gran ayuda para restaurar la flora intestinal después de un tratamiento antibiótico.
  • Facilita la digestión de la lactosa.

Los productos lácteos se consideran útiles en la alimentación del deportista. Entre las propiedades que justifican el beneficio que aportan sus nutrientes en la alimentación del deportista se pueden mencionar: las proteínas que contribuyen a aumentar y conservar la masa muscular, la rehidratación, sobre todo tras la realización de un ejercicio de resistencia y la formación de los glóbulos rojos gracias a la vitamina B12.

Ver más

Iliá Mechnikov, microbiólogo del Instituto Pasteur de París, fue el mayor valedor del yogur, producto no muy habitual en Occidente hasta XIX. A principios del siglo XX observó e investigó la longevidad y buena salud de los pueblos bálticos con su elevado consumo de yogur y, en 1908, recibió el Nobel por sus investigaciones en inmunidad celular. Finalmente, el yogur, llegó a España en 1919. Los primeros yogures, sin embargo, se vendían en farmacias como un remedio heroico para quienes sufrían digestiones difíciles, empachos gástricos y pereza estomacal.

El consumo de lácteos – incluidos productos completos pero equilibrados, con las fracciones de minerales y proteínas- se asocia a menor sobrepeso, grasa corporal y riesgo de obesidad frente a dietas de control de peso habituales

Abargouei AS, Janghorbani M, Salehi-Marzijarani M, Esmaillzadeh A. Effect of dairy consumption on weight and body composition in adults: a systematic review and metaanalysis of randomized controlled clinical trials. Int J Obesity 36, 148 -1493 (2012)

Alegría-Lertxundi I, Rocandio A, Arroyo-Izaga M. Cheese consumption and prevalence of overweight and obesity in a Basque adult population: a cross-sectional study. Int J Food Sci Nutr 65, 21–27 (2014)

El consumo de yogur se asocia a menor riesgo de obesidad y cambios de peso corporal y de perímetro de cintura.

-Schwingshackl L, Hoffmann G, Schwedhelm C, Kalle-Uhlmann T, Missbach B, Knüppel S, Boeing H. Consumption of Dairy Products in Relation to Changes in Anthropometric Variables in Adult Populations: A Systematic Review and Meta-Analysis of Cohort Studies. PLoS One. 2016 Jun 16;11(6):e0157461. doi: 10.1371/journal.pone.0157461.

– Panahi S, Tremblay A. The Potential Role of Yogurt in Weight Management and Prevention of Type 2 Diabetes. J Am Coll Nutr. 2016 Nov-Dec;35(8):717-731.

La ingesta de leche y derivados lácteos se asocia con un menor riesgo de obesidad infantil y mejora la composición corporal en adultos

Thorning TK, Raben A, Tholstrup T et al. Milk and dairy products: good or bad for human health? An assessment of the totality of scientific evidence. Food Nutr Res. 2016 Nov 22;60:32527.

Lu L, Xun P, Wan Y, He K, Cai W. Long-term association between dairy consumption and risk of childhood obesity: a systematic review and meta-analysis of prospective cohort studies. Eur J Clin Nutr. 2016;70(4):41423.

En niños, el incremento de una ración de lácteos al día reduce el porcentaje de grasa corporal y tienen un 13% menos riesgo de desarrollar sobrepeso/obesidad.

Lu L, Xun P, Wan Y, He K, Cai W. Long-term association between dairy consumption and risk of childhood obesity: a systematic review and meta-analysis of prospective cohort studies. Eur J Clin Nutr. 2016 Apr;70(4):414-23. doi: 10.1038/ejcn.2015.226.

– Dror DK, Allen LH. Dairy product intake in children and adolescents in developed countries: trends, nutritional contribution, and a review of association with health outcomes. Nutr Rev. 2014 Feb;72(2):68-81. doi: 10.1111/nure.12078.

Riesgo de diabetes de tipo 2 14 veces menor con consumo alto de lácteos (más de 3-5 raciones/día).

– Pittas AG, Hu FB, Bawson-Hugler et al. The role of Vit D an Calcium in type 2 diabetes. A systematic review and metaanalysis. Journal of Clinical Endrocrinoly y and Metabolism. 2007;92:2017-2019

La ingesta diaria de yogur se asocia con menor riesgo de desarrollar diabetes mellitus tipo 2.

– Astrup A. Yogurt and dairy product consumption to prevent cardiometabolic diseases: epidemiologic and experimental studies. Am J Clin Nutr. 2014;99(5 Suppl):1235S-42S.

– Drouin-Chartier JP, Brassard D, Tessier-Grenier M, et al. Systematic Review of the Association between Dairy Product Consumption and Risk of Cardiovascular-Related Clinical Outcomes. Adv Nutr. 2016 Nov 15;7(6):1026-1040.

– Gijsbers L, Ding EL, Malik VS, de Goede J, Geleijnse JM, Soedamah-Muthu SS. Consumption of dairy foods and diabetes incidence: a dose-response meta-analysis of observational studies. Am J Clin Nutr 2016;103:1111–24

Para más información acerca del yogur y los productos lácteos, puedes clicar aquí https://www.inlac.es/actualidad_publicaciones.php y https://www.aefy.es/